FINCA HERRERA SE UNE A LA MOVIDA VINO+ROCK. VINOS Y RESTAURANTES DIGITAL

26 octubre 2016

El vino está de moda. Siempre lo ha estado. Ahora, de noche, también, y si lo maridamos con música, mucho mejor. Es lo que promueve la banda roquera The Winemakers. Por eso, la formación actúa en los más consagrados locales de ocio nocturno de la capital. Platea, Honky Tonk o el Círculo de Bellas Artes se han subido ya a su estela. Ahora es el mítico Jazzville Café (calle Jesús Aprendiz, 19) el que se suma a esta tendencia. El pasado 5 de junio acogió un concierto de la banda en el que la bebida estrella, los vinos, fueron objeto no sólo de consumo, sino de una amena cata comentada desde el escenario.

Manuel Herrera, propietario de la firma Finca Herrera Vignerons, comparte la filosofía de The Winemakers. Músico y cantante aficionado, cree en la capacidad del vino para completar las mejores veladas. Por eso los asistentes pudieron degustar sus tintos Pspacial Syrah y Espacial Garnacha, su blanco Bailarina y el clarete Musculoso, mientras el propio Manuel dirigía la cata... antes de arrancarse con el grupo por los Rolling Stones.

Por su parte el músico Rafa Higueras, propietario y director de Jazzville, rezuma gusto por la música en todo lo que hace. Uno de sus últimos proyectos ha sido el disco homenaje a Enrique Urquijo "Han llovido 15 años", en el que ha implicado una veintena de los mejores artistas pop de este país. Además, es un defensor de la música en directo y de que el vino acompañe al ocio nocturno.