LA BODEGA POR CARLOS IGLESIAS

21 abril 2016

Un vino de Madrid, con la variedad autóctona Malvar, que desde el principio nos atrapa con sus delicados aromas. En boca guarda un perfecto equilibrio, con una viveza fresca y un recorrido largo, para terminar con un fino amargor. Todo un acierto.